Clasificados

13. Criterios para juzgar la edad de los venados machos en el campo

A medida que avanzan en edad, los venados machos al igual que el hombre, sufren y manifiestan importantes cambios físicos o corporales, que un observador con experiencia, puede utilizar ventajosamente para juzgar y estimar la edad de los venados que se encuentran en el campo durante la cacería (diciembre y enero).

Para este fin, se recomienda, que el observador evalúe en primera instancia, las características físicas o corporales del venado que observa, y deje para el final, la evaluación de sus astas.

Para la evaluación física o corporal, deberán considerarse entre otras características, las siguientes: masividad del cuello y la forma en que éste se une con los hombros y el pecho; la masividad de los huesos y músculos de los brazos y piernas; el volumen y forma del abdomen con respecto al tórax; la consistencia de la piel sobre las diferentes partes del cuerpo; y la forma y finura o tosquedad de la cara.

Atendiendo a su madurez biológica, entendida ésta, como el cambio físico natural que experimenta un animal al pasar la juventud a la vejez, los venados machos se pueden clasificar de acuerdo a su edad en
las siguientes cuatro características o grupos:

En las páginas subsiguientes y con el apoyo de algunas fotografías de campo, se dan a conocer algunas de las principales características físicas o corporales que se manifiestan en los venados machos a diferentes edades, siendo importante señalar, que algunas de éstas, pueden variar para venados de la misma edad, dentro de un mismo predio o en predios diferentes, esto como resultado de condiciones particulares de la calidad forrajera, manejo de hábitat y la diversidad genética propia de los individuos de una misma población. En los predios donde se suplementa o suministra maíz durante el invierno, es posible que los machos luzcan con mayor volumen y peso corporal, lo que puede causar confusión, sobre todo, al inicio de la temporada cinegética.

El cazador de trofeos, siempre deberá de tener en mente, que la caza de venados jóvenes, de 1.5, 2.5, 3.5 e incluso 4.5 años de edad, conlleva necesariamente a la obtención de trofeos de baja puntuación. En la mayoría de los casos, 40% o más, por debajo de la puntuación que el mismo venado hubiese alcanzado a los 5.5, 6.5 o 7.5 años de edad. Y lo que es más grave, a la caza de venados, que por su corta edad y falta de madurez, no tuvieron oportunidad de manifestar y exhibir su verdadero potencial genético como trofeos.

Buscar

Inicio de sesión