Clasificados

10. Mejoramiento del hábitat

La construcción de nuevas fuentes de agua, contribuyen de manera importante al mejoramiento del hábitat del venado cola blanca y el resto del las especies de la fauna silvestre que comparten su hábitat.La construcción de nuevas fuentes de agua, contribuyen de manera importante al mejoramiento del hábitat del venado cola blanca y el resto del las especies de la fauna silvestre que comparten su hábitat.Se define como mejoramiento del hábitat: “cualquier acción que realice el hombre, orientada a mejorar la utilización y/o cantidad y calidad forrajera del hábitat natural original del venado cola blanca, con el objeto de asegurar su adecuado y eficiente desarrollo (corporal y de astas), su reproducción y sanidad”.

Considerando que los cuatro requerimientos básicos del venado cola blanca son: alimento, cobertura vegetal, agua y espacio físico vital. Todas las acciones o prácticas que se realicen en el hábitat con fines de mejoramiento, deberán estar orientadas precisamente a desarrollar o mejorar cualesquiera de estos requerimientos.

Algunas de las principales prácticas de mejoramiento del hábitat que se recomiendan realizar incluyen: la construcción de nuevas fuentes de agua; el tratamiento mecánico en “franjas alternas” a la cubierta vegetal (mediante rastra y/o rodillo metálico); la suplementación de alimentos y minerales; y la siembra de cultivos agrícolas como el frijol, la soya, la avena o los tréboles, en pequeñas parcelas (0.5 a 1.0 ha), distribuidas en toda la extensión del predio. Siendo recomendable en estos casos, el establecimiento de una parcela por cada 250 a 300 hectáreas de terreno.

En áreas de matorrales xerófilos, se recomienda que exista al menos una fuente de agua permanente y un suplementador de alimentos y minerales por cada 150 hectáreas de hábitat natural.

Los suplementos alimenticios que se ofrezcan, deberán contener: 17% de proteína cruda, 1% de fósforo, 1.5% de calcio; vitaminas y minerales traza. Aunque el maíz, puede ser una parte del suplemento, principalmente como fuente de energía, los venados no deben de estar sujetos a libre acceso al grano, ya que cuando su condición física es mala y están hambrientos, la ingestión de este grano en cantidades excesivas (25% o mas de la dieta) puede causar serios problemas de acidosis, diarreas y en algunos casos la muerte de los mismos animales.

Evitar la sobrecarga de bovinos y venados en un hábitat natural, siempre será, la mejor práctica de mejoramiento del hábitat.

Buscar

Inicio de sesión