La temporada de Ganga en Oax. termina en

Clasificados

  • rentorancho para caceria en vallecillos y lampasos.
    informes cel 8241081891


  • bereta.jpg

    Tenemos Beretta 686 Silver Pigeon para la venta. Hemos estado vendiendo armas durante más de 15 años. enviamos a todo el mundo. Enviamos desde nuestra fábrica en Estados Unidos. Todas nuestras armas son a estrenar. Enviamos a México. Póngase en contacto con hoy para conseguir tu arma USD$450
    annaevansannaevans@hotmail.com


  • especial para tiro al blanco
    calibre 22 L.R.
    es la mejor en ese genero
    buenas condiciones
    cero fallas
    registro ante sedena
    es la de cañon mas corto
    esta en Guadalajara
    te 045 3334558165
    gracias por ver mi anuncio.


Perro devorador de leones

Un señor va de cacería al África y se lleva a su perrito para no sentirse tan solo en aquellas regiones. Un día, ya en la expedición, el perrito empieza a corretear mariposas y para cuando se da cuenta ya se encuentra muy lejos del grupo del Safari, así que empieza a vagar perdido por la selva, cuando en eso ve a lo lejos que viene un león corriendo en su dirección derechito a comérselo.

- ¡Ahora sí me cargo el payaso! Piensa el perrito y piensa rápido qué hacer. En eso ve unos huesos de un animal muerto y se pone a mordisquearlos y en cuanto el león está a punto de atacarlo, el perrito dice:

¡Ah, qué rico león me acabo de comer de comer! El león se frena bruscamente y sale por patas huyendo del perrito y pensando:

- ¡Perro hijo del demonio! Por poco y me come a mí también.

Un mono que estaba arriba de un árbol cercano y que había visto como estuvo todo el show sale corriendo tras el león para contarle como se lo había chamaqueado el perrito, pero el perrito alcanza a ver que el monito sale tras el león. El mono alcanza al león y le cuenta todo el rollo, entonces el león enojado dice:

- ¡Maldito perro... Me las va a pagar, va a saber quien espanta a quien! Trépate -le dice al mono- vamos a alcanzarlo.

Y se echa a correr para caerle al perro. El perrito ve a lo lejos que el león viene tras de él de nuevo y esta vez sobre de el trae montado al monito:

- ¡Que mono más maricón! ¿Y ahora qué voy a hacer? El perrito en vez de salir huyendo se queda sentado dándoles la espalda como si no los hubiera visto y en cuando el león está a punto de atacarlo de nuevo el perrito dice:

- ¡Mendigo mono! Hace como media hora que lo mandé a que me trajera otro león y todavía no llega.

Buscar

Inicio de sesión