La temporada de Venado Cola Blanca en N.L. empieza en

Clasificados

Taxonomía del venado cola blanca

Taxonomia del venado

El venado cola blanca, es una especie de tamaño medio y se puede encontrar al sur de Canadá, en casi todo Estados Unidos, México, América Central, y en porciones del norte de América del Sur, hasta Perú.

Clasificación Científica

Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Orden: Artiodactyla
Familia: Cervidae
Subfamilia: Odocoileinae
Género: Odocoileus
Especie: Odocoileus Virginianus

Hábitat

El venado cola blanca es capaz de sobrevivir en una gran variedad de hábitats terrestres, desde bosques y planicies hasta pantanos. Ellos también habitan territorio agrícola, áreas de arbustos, cactus y desérticas, al sur de Texas y norte de México. El hábitat ideal del venado cola blanca está formado por matorrales densos, en los cuales el venado pueda ocultarse y moverse, y las orillas de estos, que es donde encuentra el alimento.

Descripción

El pelaje del venado es café rojizo durante la primavera y el verano, mientras que en el otoño y el invierno cambia a café grisáceo. El venado se reconoce fácilmente por el blanco característico en la parte posterior de la cola, que la muestran como señal de alarma levantándola mientras escapan del peligro.

El macho pesa entre 60 y 100 kg, aunque se han registrado casos en los que llegan a pesar 160 kg. La hembra pesa por lo regular entre 40 y 60 kg, aunque algunas pueden llegar a pesar 70 u 80 kg.

Los machos de un año en adelante desarrollan cuernos, mientras que las hembras no, que es una característica de la especie. La cornamenta comienza a crecer a avanzada la primavera, cubierta de un tejido vascular conocido como terciopelo. Los venados machos pueden desarrollar una cornamenta típica o atípica. La cornamenta típica es simétrica en los dos lados y las puntas crecen en línea recta de la vela principal. Por otro lado la cornamenta atípica es asimétrica y las puntas crecen en cualquier dirección de la vela principal. Estas descripciones no son las únicas limitaciones para una cornamenta típica o atípica. Las asociaciones Boone & Crockett o Pope & Young, usan un sistema de medición que dicta que constituye una cornamenta típica o atípica, esto se logra al medir cuantas pulgadas de la cornamenta son asimétricas. La distancia que separa la cornamenta izquierda de la derecha puede variar entre los 8 y 64 cm. El venado macho muda su cornamenta cuando todas las hembras han sido apareadas, esto de finales de diciembre a febrero.

Comportamiento

El venado cola blanca es la especie más nerviosa y tímida de los venados. Mueven su característica cola de lado a lado cuando están asustados o huyen. Son extremadamente ágiles y pueden alcanzar velocidades de hasta 50 km/hr. El venado cola blanca es también un buen nadador y es normal que crucen ríos o lagos para huir de predadores. Su territorio suele ser pequeño, cerca de un kilometro cuadrado o menos y se caracterizan por utilizar los mismos recorridos constantemente cuando pastan, aunque no se echan durante el día en áreas que ya han usado previamente.

El venado s considera solitario, especialmente en el verano. La unida social básica en la hembra con sus crías, aunque se puede observar a las hembras pastando juntas en mandas grandes. Las hembras por lo regular sigues a sus madreas por mas o menos 2 años, mientras que los machos abandonan el grupo dentro del primer año. Los machos en cambio pueden formar grupos transitorios de 2 o 4 machos en el verano, pero se separan antes de la época de celo. Los machos empiezan a caminar a principios de septiembre, y su única preocupación es conseguir pareja. Ellos no tienen harems como el elk y entablan peleas con otros individuos usando sus cornamentas unos contra otros para ganarse a una hembra en particular.

Las hembras se preocupan de mantener a sus crías fuera del alcance de los predadores. Cuando pastan dejan a sus crías en la vegetación densa por periodos de hasta 4 horas. Estas mientras esperan a que la hembra regrese, yacen echadas en el suelo con el cuello extendido, bien encubiertas contra la vegetación del suelo. Los cervatillos retienen sus heces y orina hasta que la hembra regresa, para evitar ser detectados por predadores.

Reproducción

Las hembras entran en celo en otoño, normalmente a finales de octubre o principios de noviembre. La maduración sexual de las hembras depende de la densidad de la población. Las hembras pueden madurar en su primer año, aunque esto es inusual y puede ocurrir si los niveles de población son muy bajos. La mayoría de las hembras maduran al año y algunas veces a los dos años de edad.

Los machos compiten por la oportunidad de preñar a las hembras, y esto lo logran retando a otros machos, lo cual determina la jerarquía dominante. Los machos van a tratar de copular con tantas hembras les sea posible, lo que los lleva a perder condición ya que rara vez comen o descansan durante la época de celo.

Las hembras dan a luz a uno, dos o hasta tres jóvenes moteados, conocidos como cervatillos, a mediados de la primavera, generalmente en mayo o junio. Los cervatillos pierden sus manchas durante el primer verano y pesan entre 20 a 35 kg para el primer invierno. Los cervatillos machos tienden a ser un poco más largos y pesados que las hembras.

El venado cola blanca se comunica de diferentes maneras, con sonidos, con esencias o marcando. Todos los venados son capaces de emitir sonidos audibles, único para cada animal. Los cervatillos lanzan un chillido agudo, conocido como balar, para llamar a sus madres. Las madres también balan y además gruñen. El gruñido produce un sonido gutural grave cuya finalidad es atraer la atención de cualquier otro venado en el área. Tanto las hembras y los machos resoplan, que es un sonido usado para señalar peligro. Además de resoplar, los machos también gruñen en un tono que se hace más grave conforme maduran. Los machos también tienen un sonido que es la combinación de un gruñido, un resople y un resolló, que normalmente muestra agresión y hostilidad.

Los venados poseen muchas glándulas que les permiten producir esencias, algunas de ellas son tan potentes que pueden ser detectadas por la nariz humana. Las tres glándulas principales son la orbital, tarsal y metatarsal. La glándula orbital se encuentra en la cabeza y liberan la esencia frotando la cabeza normalmente el área alrededor de los ojos en las ramas que cuelgan. Las glándulas tarsales se encuentran en la parte exterior baja de las piernas traseras. La esencia es liberada cuando el venado rosa la vegetación al caminar. Las glándulas metatarsales se encuentran en la parte interna de las rodillas de las piernas traseras y son las más poderosas.

Durante la época de apareamiento, el venado orina de tal forma que esta escurre al interior de sus piernas hasta donde se encuentran las glándulas metatarsales. Una vez aquí las frota tallando la orina con pelo espeso y se mezclan las secreciones de las glándulas, la orina y bacterias para producir un fuerte olor. También durante la temporada de apareamiento las hembras segregan hormonas y feromonas que le dicen a los venados que la hembra esta en calor y lista para aparearse.

Marcar el territorio es la manera más obvia en que los venados cola blanca se comunican. Aunque los venados son los que más marcan, las hembras visitan estos lugares frecuentemente. Una forma de marcar es la de tallar, esto se logra cuando el venado talla con su cornamenta la corteza de árboles de diámetro pequeño, así marca su territorio y pule se cornamenta. También para marcar su territorio, los venados rascan el suelo con sus pesuñas, por lo regular siguiendo un patrón en línea. Generalmente el venado talla sus glándulas metatarsales en estos rascaderos y por lo regular lo hace donde también puede tallar sus glándulas orbitales en ramas.

Dieta

El venado cola blanca come gran variedad de plantas, dependiendo de que esté disponible en su hábitat, su dieta está formada de tallos, hojas y hiervas, también come bellotas, maíz. Su estomago es especial, lo que les permite comer algunas cosas que los humanos no podemos, como hongos que son venenosos para nosotros. Su dieta varía durante las estaciones.

Predadores

El venado cola blanca tiene buena vista y un oído preciso, pero dependen principalmente de su sentido del olfato para detectar el peligro y su habilidad de alcanzar grandes velocidades para huir del peligro a través de la vegetación. El venado cola blanca es presa de los humanos, lobos, puma, osos, jaguares, gato montés, coyotes y si se le presenta la oportunidad el marrano de monte la aprovecha.

Buscar

Inicio de sesión